CENSURA!

CENSURA!!
CENSURA!!

Chicos, chicas, me censuran. Nada en concreto, simplemente en el blog en que el colaboro. Sus autores, tan cool ellos, no quieren opiniones pero si hechos. Si uno no puede opinar sobre el declive de Barcelona como ciudad cool, que nos queda? solo hacer un “catálogo” de objetos, lugares y personas que “demuestran” que sabemos movernos, sabemos conocer gente y sabemos de objetos inutiles.

Las opiniones de uno, aunque hagan “pupa” son importantes. Lo malo es cuando a la gente no le gusta escuchar la verdad. Tan “cool” y tan cerrados a opiniones diferentes. Probablemente me hayan restado puntos de lo “cool” que soy. Y es que la verdad, soy todo menos “cool” cuando me tienen que censurar.

Que complicadas son las relaciones humanas…

Hoy por fin, se que ya no formo parte de una relacion que nunca existio. La historia es así:

Fue un encuentro con un chico que no veía desde 8 años. Yo no pretendia otra cosa que divertirme y el tambien.

Un dia, insinué que esto empezaba a parecerse a una relacion convencional, y desparecio. Argumentó que tenia trabajo y yo accedi. Al cabo de un tiempo hablé con una amiga suya (extrañamente ella fue quien me dijo que por qué no quedabamos para tomar algo) y fue quien me aconsejo que me alejara de el, que mi vida no girara en torno a el y que no contase para nada con el (ademas de estar hablando sobre su extraña situacion en España, su forma de ser etc). Le hice caso pero cada vez que yo empezaba a olvidar y vivir con normalidad, el volvía a irrumpir en mi vida: que colaborase en su blog “cool”, a traves del messenger etc. Al mismo tiempo, ahora que lo pienso, ella no ha jugado limpio: se fue a su casa y haciendo ver que probaba un aparato, dejo que yo hablase mientras que el estaba en su casa, escuchandome, esperando una reaccion por mi parte…

Hoy se ha colmado el vaso. A traves de una intima amiga mia me he tenido que enterar que ya no quiere nada conmigo, que tiene otras mujeres en su vida y que yo no me doy enterada (mmm haciendo cuentas, desde el reencuentro hace 4 meses y llevo sin saber de el casi 3 meses d…como para no darse por enterada y mas conociendo sus antecedentes).

Asi que lo he solucionado con una simple llamada a su movil. Estaba en una cena con unos amigos. No esperaba la llamada, no esperaba mi reaccion (cordial, como ha de ser todo en la vida) y lo peor, no esperaba que le dijese que tomase de una vez la decision: o queria seguir conmigo o no, o sí o no. Tampoco es una decision muy complicada. Lo peor es que todavia, no lo tiene claro. Con 32 años no tiene claro qué quiere, qué hará con su vida y hacia donde va. Me siento aliviada. Al mismo tiempo, rabia. Aunque me gustaba mucho, sabia que jamas esto hubiese llegado a buen termino. Dicen que con el tiempo, la gente cambia. Pero hay algunos que no cambian nunca. Y es una lastima…echaré de menos no verle en el banco de Pso. San Juan, leyendo un libro absurdo…